Skip to Content

¿Qué es la agresión sexual?

Entender la agresión sexual nos ayuda a responder.

Tus derechos y opciones ante una agresión sexual reciente

1800RESPECT
17 AUG 2014

La agresión sexual es todo acto sexual o de índole sexual que hace que una persona se sienta incómoda, intimidada o asustada. Es un comportamiento que una persona no ha provocado ni elegido.

La agresión sexual es una traición a la confianza y una negación del derecho que toda persona tiene a decidir lo que le ocurre a su cuerpo. La agresión sexual es un abuso de derecho y poder.

Las agresiones sexuales se pueden cometer contra adultos y niños, mujeres y hombres y personas de todos los orígenes.

La agresión sexual también puede designarse como abuso sexual o violencia sexual. Los términos utilizados para describir la agresión sexual, como violación y abuso sexual, tienen un significado general cuando se usan en las conversaciones cotidianas y un significado específico cuando se usan para describir delitos de carácter sexual concretos. En esta página web utilizamos estas palabras de manera general y solo proporcionamos información general.

Si cree que se ha cometido una agresión sexual y quiere presentar una denuncia, es posible que desee solicitar asesoramiento adicional. Puede hacerlo poniéndose en contacto con el servicio contra las agresiones sexuales de su zona [en inglés], la policía, su médico o un abogado privado. El tiempo puede ser un factor y estos servicios pueden proporcionar información sobre derechos y opciones.

Las agresiones sexuales ocurren de muchas formas

Entender lo que es una agresión sexual nos ayuda a responder cuando un/a amigo/a, familiar o cliente nos revelan que han sido agredidos. La siguiente lista proporciona algunos ejemplos de agresiones sexuales:

  • Acoso sexual.

  • Tocamientos o besos no deseados.

  • Actividades sexuales o relacionadas con el sexo coaccionadas o forzadas, incluidas las actividades que impliquen violencia o dolor.

  • Exposición de los genitales, como exhibicionismo.

  • Acoso.

  • Ser observado/a por alguien sin su permiso cuando está desnudo/a o practicando actividades sexuales.

  • Colgar imágenes de contenido sexual en internet sin consentimiento.

  • Ser forzado/a o coaccionado/a por alguien para ver o participar en pornografía.

  • Echar alcohol en las bebidas o la utilización de drogas y alcohol para reducir o perjudicar la capacidad de una persona para tomar decisiones sobre el sexo o la actividad sexual.

  • Practicar sexo con alguien que está dormido/a, seriamente afectado/a por el alcohol y/u otras drogas.

  • Chistes o historias lascivas o indecentes o enseñar imágenes de contenido sexual, como parte de un patrón de conducta coercitiva, intimidatoria o explotadora.

  • Violación (penetración de cualquier orificio con cualquier objeto).

  • La manipulación sexual de un niño o de una persona vulnerable para que participe en actividades sexuales de cualquier tipo.

  • Cualquier acto sexual con un niño.

La agresión sexual no es lo mismo que la expresión sexual. La agresión sexual es un comportamiento sexual no deseado o actos que usan la intimidación, la coacción o la fuerza para ejercer poder o negar el derecho de alguien a elegir. Las agresiones y los abusos sexuales pueden ser eventos puntuales o parte de un patrón de violencia. Tiene una serie de efectos, entre los que se incluyen efectos físicos, emocionales y psicológicos.

Hechos acerca de las agresiones sexuales

He aquí algunas cosas importantes que hay que saber acerca de las agresiones sexuales:

  • La mayoría de las agresiones sexuales son cometidas por hombres contra mujeres y niños.

  • Los hombres también sufren agresiones sexuales, cometidas predominantemente por otros hombres.

  • La mayoría de la gente que sufre agresiones sexuales conoce, o ha conocido recientemente, al autor de la agresión.

  • Algunos actos de agresión sexual también son delitos penales.

  • Denunciar ante la policía puede ser una decisión difícil. Las limitaciones de nuestro sistema judicial y la forma en la que se reúnen las pruebas pueden resultar desafiantes.

  • Las personas que han sufrido agresiones sexuales responden de muchas maneras diferentes, a veces con emociones fuertes, a veces retractándose. Comprender el trauma de la violencia interpersonal nos ayuda a responder adecuadamente.

  • La agresión sexual es un abuso de los desequilibrios de poder que existen en la sociedad. 

  • La mayoría de las agresiones sexuales no se denuncian ante la policía.

Los efectos de las agresiones sexuales

La violencia interpersonal, la agresión sexual, se encuentran entre los sucesos más traumáticos que una persona puede sufrir. Responder a las necesidades inmediatas de las víctimas/los supervivientes, creyendo en ellos y tomando el asunto en serio, ayuda a reducir mayores daños. También es importante seguir apoyando a las personas a medida que se recuperan y es importante hacerlo cuando quieran y a su manera.

Si desea conseguir más información sobre el apoyo a víctimas/supervivientes, consulte la página Cómo apoyar a alguien que ha sufrido una agresión sexual.