Skip to Content

Acerca de la violencia doméstica y familiar

¿Qué es la violencia doméstica y familiar? Entender la violencia doméstica y familiar le ayuda a responder.

Violencia Doméstica y de Familia: ¿Cómo planear nuestra propia seguridad?

1800RESPECT
18 AUG 2014

Violencia doméstica y familiar

La violencia doméstica y familiar es un patrón de conducta abusiva en una relación íntima u otro tipo de relación familiar, en la que una persona asume una posición de poder sobre otra y causa miedo. También se conoce como violencia doméstica, violencia familiar o violencia en la pareja.

Este tipo de violencia puede ocurrir en muchas relaciones diferentes, por ejemplo: entre marido y mujer o novio y novia; entre adultos y niños o adultos y padres mayores; o entre otros miembros de la familia como tías, tíos y abuelos; o personas que viven juntas en una relación sin carácter sexual.

Suele denominarse como un patrón de coacción y control. A veces, a los agresores se les llama «autores de actos de violencia».

La violencia doméstica y familiar no siempre cesa cuando la relación termina, por lo que también puede ocurrir entre exparejas.

Los agresores usan muchas tácticas para mantener el poder y el control, tales como:

  • Agresiones físicas, por ejemplo, estrangulamiento, palizas, empujones y amenazas de daño físico.

  • Actos de violencia sexual, relaciones sexuales forzadas o forzar a alguien a realizar actos sexuales que no desee.

  • Maltrato psicológico, insultos y humillaciones, trato irrespetuoso.

  • Aislamiento de todo apoyo, de la familia y la comunidad, o usar a la familia y la comunidad para intimidar. Esto puede incluir el envío de mensajes de texto o publicaciones en Facebook.

  • Acosar o controlar cada movimiento, incluido el acoso en internet, en las redes sociales, uso de dispositivos de seguimiento GPS, etc.

  • Maltrato psicológico, como culpar de ese comportamiento a la persona a la que se maltrata; decirle que tiene problemas de salud mental o trastornos de ansiedad; manipular o distorsionar deliberadamente la realidad; mover objetos personales o muebles y luego negar que se haya hecho; y negar que la conducta agresiva ocurriese.

  • Abuso financiero, como negar los gastos básicos o el dinero para el sustento del hogar; impedir que una persona trabaje; manipular el sistema de manutención de menores; intimidar a alguien para que firme documentos legales y financieros que le endeuden; vigilar a alguien para exigir dinero.

  • Impedir que alguien practique su espiritualidad o fe, o forzarle a adoptar una fe o espiritualidad que no sea la suya propia.

  • Maltratar o amenazar con maltratar a seres queridos, incluidos niños.

  • Maltratar o amenazar con maltratar a las mascotas.

  • Abuso legal, como aprovechar el sistema jurídico en materia de familia para intimidar, agotar, explotar o despojar de sus derechos a alguien.

Los agresores pueden ejercer el control de maneras que son únicas en cada relación. En algunas relaciones, la retención de suministros de medicamentos es un patrón de control. Las conductas manipuladoras, como las amenazas de suicidio o las autolesiones cuando alguien trata de dejar una relación, también son parte de un patrón de control. En una situación en la que una mujer con una discapacidad depende de asistencia o cuidados, la retirada de dichos cuidados o la manipulación de los mismos de maneras que establezcan un patrón o control es un uso inaceptable de poder. Socavar los cuidados maternales evitando el asentamiento y la lactancia de los niños es una forma de violencia doméstica y familiar.

Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir violencia doméstica y familiar

Las estadísticas muestran que es más probable que la violencia doméstica y familiar la cometan los hombres hacia las mujeres.

Algunos grupos de mujeres corren un mayor riesgo de sufrir violencia doméstica y familiar:

  • Mujeres embarazadas

  • Mujeres separadas

  • Mujeres con discapacidades

  • Mujeres aborígenes e isleñas del Estrecho de Torres

Algunos hechos acerca de la violencia doméstica y familiar

  • Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir violencia perpetrada por sus parejas o exparejas.

  • Los agresores pueden ser personas encantadoras y respetadas en su comunidad, o asumir el papel de víctimas. Las personas que viven bajo la violencia doméstica y familiar a menudo comentan que es como vivir con un «Dr. Jekyll y Mr. Hyde» o con un «ángel en la calle/demonio en la casa».

  • Con frecuencia, los agresores negarán sus agresiones o culparán a la persona a la que agreden. Se sienten justificados o con el derecho a comportarse de forma abusiva.

  • Los niños que viven bajo la violencia doméstica y familiar están afectados por ella, incluso cuando no ven ni oyen dicha violencia. Esto se debe al miedo y a la alteración en la vida familiar que sufren sus cuidadores. Para los niños, la violencia doméstica y familiar constituye un trauma.

  • Las personas gais, lesbianas, transexuales e intersexuales también pueden estar en relaciones violentas o abusivas.

Otros tipos de violencia en el hogar

Toda violencia es inaceptable. Además de la violencia doméstica y familiar, hay otros tipos de violencia que ocurren en las familias y en las relaciones. Las mismas no están necesariamente ligadas a patrones de conducta de poder y control, pero son perjudiciales para los individuos y para la armonía familiar y comunitaria.

La violencia puede ocurrir en cualquier tipo de relación. Esto incluye violencia por parte de las mujeres hacia los hombres, violencia hacia personas de edad avanzada o personas discapacitadas y violencia por parte de los adolescentes hacia los padres.

Las personas que sufren otros tipos de violencia o abusos en el hogar pueden resultar heridas, dañadas o humilladas de maneras semejantes a las personas que sufren violencia doméstica y familiar.

El maltrato infantil también es una forma de violencia en el hogar y nunca es aceptable. Si usted es un/a joven que sufre maltrato, puede ponerse en contacto con Kids Helpline en el 1800 55 1800, o llamando a la policía al 000. Si está en peligro inminente, llame a la policía al 000.

Si sufre alguno de estos otros tipos de violencia en una relación o en su familia, la información en esta página seguirá siendo valiosa y muchos de los servicios que aquí se mencionan serán de utilidad. La línea 1800RESPECT puede proporcionar apoyo e información a las personas que viven todo tipo de relaciones de maltrato o violencia en el hogar. Llame al 1800 737 732.

 

En caso de peligro inminente, llame al 000 para obtener ayuda policial.

Para hacer llamadas de emergencia usando un TTY o el National Relay Service, consulte Calls to emergency services